Sitio Exclusivo de Centros Turísticos
 
Centros turísticos - Centro turístico  
   
Publicidad
 

Rio de Janeiro, Brasil

Río de Janeiro es el principal destino turístico del Hemisferio Sur

São Sebastião do Rio de Janeiro, o simplemente Río de Janeiro, "la ciudad Maravillosa", es la capital del estado de Río de Janeiro, ubicada en el sureste del país. Fue la capital del Imperio de Brasil desde 1822, cuando la nación declaró su independencia de Portugal y conservó ese rango hasta la inauguración de Brasilia, en 1960. Es la segunda ciudad más poblada de Brasil, ostenta el mayor tráfico internacional de turismo del país y es el segundo destino turístico de América Latina y el primero de todo el hemisferio sur.

Es uno de los principales centros económicos, de recursos culturales y financieros del país, y es conocida internacionalmente por sus iconos culturales y paisajes, como el Pan de Azúcar, la estatua del Cristo Redentor (una de las siete maravillas del mundo moderno), las playas de Copacabana e Ipanema, el estadio Maracanã, el Parque Nacional de Tijuca (el mayor bosque urbano del mundo), la Quinta da Boa Vista, la isla de Paquetá, las Fiestas de Fin de Año en Copacabana y la celebración del Carnaval.

La mayoría de los barrios más conocidos de la ciudad se encuentran en la zona sur: Copacabana, Ipanema, Botafogo, Flamengo, Leme, Leblon, Lagoa. En Cosme Velho está la estación Ferro da Corcovado, del tren que lleva al Cristo Redentor. En Urca se encuentra el cerro Pan de Azúcar.

El barrio da Barra da Tijuca se ubica en la Zona Oeste y tiene el Parque Aquático Maria Lenk.

Los barrios ubicados en la Zona Norte tienen los estadios de fútbol. En el barrio Tijuca y Maracanã está el Estadio Maracanã, el barrio Engenho de Dentro el Estadio Engenhão y en São Cristóvão el Estadio São Januário, el único estadio polideportivo privado, pertenece al equipo de fútbol Vasco da Gama, uno de los más importantes de Brasil.

Clima

El clima es tropical atlántico, con veranos cálidos e invierno suaves. Las temperaturas máximas pueden subir hasta más de 35 grados y ocasionalmente superan los 40 grados en zonas interiores de la ciudad. En las principales zonas turísticas la temperatura se modera por la brisa fresca proveniente del océano. Los meses más calurosos son diciembre y enero. Los meses más fríos son junio y julio, normalmente con media de 18- 27 °C . Las precipitaciones están bastante divididas entre el verano y el invierno, pero es ligeramente superior durante el primer semestre del año, cuando dominan los vientos del sur.

Carnaval de Río de Janeiro

Si bien el calendario religioso indica que el período de carnaval comienza el 6 de enero, el carnaval de Brasil se celebra anualmente cuarenta días antes de la Pascua. Habitualmente la celebración, más cercana a fiesta profana que a evento religioso, se realiza en febrero o incluso en marzo.

El carnaval de Río de Janeiro es uno de los más famosos del mundo, visitado por turistas de todas latitudes. Cada año desfilan en el sambódromo las escuelas de samba que representan a barrios cariocas y ciudades del Estado fluminense, las cuales deben cumplir un estricto reglamento. El jurado otorga calificaciones por cada aspecto exhibido en el desfile y la escuela de samba que reúne mayor puntaje se corona campeona. Hasta 2005, la escuela de samba que más puntaje había sumado en el sambódromo era Beija-Flor de Nilópolis, seguida por Imperatriz Leopoldinense, Mocidade Independente de Padre Miguel y Mangueira.

Si bien la fiesta de carnaval más conocida de Río es el desfile del Grupo Especial que se realiza en el sambódromo (organizado desde 1984 por la Liga Independiente de Escuelas de Samba de Río de Janeiro, LIESA ), en toda la ciudad hay celebraciones con bandas y blocos callejeros, bailes populares, eventos privados, el desfile de las escuelas de samba del Grupo de Acceso (que aspiran a ascender al Grupo Especial) y el desfile de campeonas, así como ensayos de las escuelas de samba que se pueden visitar todo el año.

Se requiere hacer reservas con mucha anticipación, ya que la ocupación hotelera suele superar el 95% en época de carnaval. Las agencias de viajes de todo el mundo consideran a Rio de Janeiro como uno de sus principales destinos turísticos.

Principales atracciones

Cristo Redentor
El Cristo Redentor fue merecidamente electo por los habitantes de la ciudad como "La Maravilla de Río". De lo alto de sus 38 m - y de los 710 m del Morro do Corcovado - el Cristo es la imagen de la fe y de la simpatía del pueblo carioca y brasileño. El monumento – que completó 80 años en el año 2011 - fue inaugurado el 12 de octubre de 1931, día de Nossa Senhora. Ascensores y escaleras mecánicas llevan a los visitantes hasta la base de la estatua, que pesa 1.145 toneladas. La subida por el trencito dura cerca de 20 minutos y es hecha por el Ferrocarril del Corcovado – inaugurado por D. Pedro II en 1884.

El acceso de automóvil fue autorizado, pero cada ocupante del vehículo tiene que pagar una pequeña tasa en el puesto de Ibama, en las Paineiras. Otra opción es estacionar en ese punto, para evitar los congestionamientos, y completar el trayecto caminando alrededor de 3 km – o pagar, viajando en una de las vans autorizadas.

Bondinho del Pão de Açúcar
Idealizado en 1908, por el ingeniero brasilero Augusto Ferreira Ramos, e inaugurado el 27 de octubre de 1912, el bondinho del Pão de Açúcar completó 90 años en 2002. Primer teleférico instalado en Brasil y tercero en el mundo, es uno de los más importantes íconos del turismo carioca, tornándose una de las principales marcas registradas de la ciudad de Río de Janeiro. Desde su inauguración, el teleférico ya transportó más de 31 millones de turistas. En los meses de alta temporada la frecuencia diaria llega a tres mil personas.

Jardín Botánico
Un verdadero santuario ecológico. Así puede ser definido el Jardín Botánico de Río de Janeiro - uno de los diez más importantes del género en el mundo. Además de abrigar las más raras especies de la flora brasileña y de otros países, es una óptima opción de recreación para niños y adultos, y un deleite para aquellos que desean contemplar la naturaleza.

Registrado por el Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN) - por su importancia histórica, cultural, científica y paisajística – fue también reconocido internacionalmente como un Museo Vivo en el área de la Botánica y definido por la Unesco como una de las reservas de la biosfera. Reúne palmeras imperiales de la época de la fundación – en 1808 -, viveros, sector de orquídeas, rosedal y lago con vitórias-régias. Abriga también a la Casa dos Pilões – una antigua fábrica de pólvora con excavaciones arqueológicas – y el vivero de plantas insectívoras, reformado en 2004.

Lagoa Rodrigo de Freitas
Rodeada por los más renombrados barrios cariocas - Lagoa, Ipanema, Leblon, Gávea y Jardim Botânico -, encuadrada por montañas y abrazada por el Cristo Redentor, la Lagoa Rodrigo de Freitas se transformó en punto de encuentro tanto para los cariocas como para los visitantes. Unida al mar por el canal del Jardim de Alá, su margen abriga parques, canchas de deportes, ringue de patinaje, helipuerto, pistas para caminadas, corrida y bicicletas, pedalitos y un centro gastronómico distribuido por kioscos que ofrecen desde comida alemana a japonesa – además de la música en vivo a partir del anochecer. Anexo queda el Parque da Catacumba, que expone al aire libre 30 esculturas de artistas brasileños y extranjeros.

Estadio de Maracanã
Considerado por muchos amantes del fútbol el “Templo de los Dioses”, es uno de los mayores estadios del mundo. Fue construido en 1950 para ser la sede de la Copa del Mundo, y proyectado para recibir 166.369 personas. Hoy, después de algunas reformas, admite un público de 114.145.

Academia Brasilera de Letras
Copia del Petit Trianon de Paris, fue construida para abrigar el pabellón de Francia en la Exposición Internacional del Centenario de la Independencia de Brasil. En el anexo funciona el Espacio Cultural Machado de Assis, con objetos del escritor – uno de los fundadores de la academia. Posee también una biblioteca con 90 mil volúmenes. Se realizan visitas guiadas gratuitas.

Aterro do Flamengo (Parque Brigadeiro Eduardo Gomes)
Con sus 1.200.000 m² de área verde a orilla del mar, el Aterro do Flamengo es el resultado de uno de los más bellos e importantes proyectos paisajísticos del artista Roberto Burle Marx. Del Aeropuerto Santos Dumont a la Ensenada de Botafogo, el Parque ofrece las más diversas atracciones. Tiene canchas para deportes, pista para bicicletas, pista de cooper y campo de aeromodelismo. La pista de la Av. Infante D. Henrique en la dirección Zona Sur-Centro se cierra al tráfico de vehículos los domingos y feriados.

Arcos da Lapa (Aqueduto da Carioca)
Construcción de 1750, posee enormes arcadas dobles. Tiene 64 m de altura y 270 m de largo. Fue hecha para distribuir a la población las aguas de los manantiales de Río carioca, que venían de Sta. Teresa. Se transformó en símbolo del barrio de la Lapa. Y desde 1896 sirve de viaducto para el Bondinho de Sta. Teresa.

Biblioteca Nacional
La mayor biblioteca de América Latina y octava del mundo posee un acervo de 15 millones de publicaciones – en gran parte disponible para consulta. Inaugurado en 1910, el edificio, de estilo neoclásico, con escalinata y columnas de mármol, forma junto con el Theatro Municipal, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Centro Cultural de la Justicia Federal un cuadrilátero de cultura en la Cinelândia.

Confitería Colombo
Fundada en 1894, la Confitería es un símbolo de la opulencia de la alta sociedad carioca del final del siglo XIX y comienzo del siglo XX. Conserva el encanto de aquella época con sus espejos de cristal belga, las sillas de esterilla y los ricos entalles de madera.

Copacabana Palace
Registrado por el Patrimonio Histórico (IPHAN), fue uno de los primeros hoteles a ser construido junto al mar en la ciudad. Inaugurado en 1923, el Copacabana Palace refleja fielmente la influencia cultural europea de aquella época con un estilo refinado de hospedaje. Acabó transformándose en un símbolo de Río, siendo el preferido de artistas, políticos, ejecutivos y personalidades internacionales.

Parque Nacional de la Tijuca
Pasear por las sinuosas carreteras y visitar las atracciones es programa para un día entero. La mayor reserva natural en región urbana del país, el Parque queda a 20 km del centro de la ciudad. Se divide en tres núcleos – Floresta de la Tijuca, Serra da Carioca y Pedra da Gávea/Pedra Bonita. La flora fue devastada a fin del siglo XIX para dar lugar a plantaciones de café. La reforestación trajo especies de la Floresta Atlántica como ipês, jequitibás, jacarandás y sapucaias.

En el núcleo de la Serra da Carioca, además del Corcovado, las atracciones son los miradores Dona Marta, Vista Chinesa y Mesa do Imperador. En la Floresta de la Tijuca hay sendas, la Cascatinha do Taunay, la Capilla Mayrink, el Museo del Açude y el Açude da Solidão. En dos domingos del mes, la administración del Parque ofrece paseos gratuitos guiados. En 2004, el Parque incorporó nuevas áreas, incluyendo el Parque Lage y la región conocida como Covanca-Pretos Forros, con 4,4 millones de metros cuadrados.

Fuerte de Copacabana
Construido en 1914, con el objetivo de reforzar la defensa de la Bahía de Guanabara, el Fuerte de Copacabana fue escenario del Movimiento Tenientista de 1922. Ofrece a sus visitantes muchas curiosidades históricas y también una filial de la famosa Confitería Colombo. El acervo de armas, objetos y paineles forman el Museo Histórico del Ejército.

Iglesia Nossa Senhora da Candelária

Localizada en el centro financiero de la ciudad, en una área rica en espacios culturales, la Iglesia de la Candelária impresiona por su imponencia. Construida en el siglo XVIII, tiene diseño en cruz latina, revestimiento interior en mármol, fachada en piedra labrada, puertas trabajadas en bronce y toda su historia pintada en los murales en el interior. Es una de las más bellas iglesias de todo Río de Janeiro.

Iglesia São Francisco das Penitências
Construida entre 1657 y 1772, es uno de los más bellos ejemplos del arte barroco en el Brasil. Registrada como de interés histórico en 1938 y restaurada en 2001, la iglesia exhibe varias creaciones de Francisco Xavier de Brito, artista portugués que influenció el trabajo de Aleijadinho – el más famoso artista minero de la época. El acceso a la iglesia es por ascensor o escalera a partir del Largo da Carioca, al lado del Convento Sto. Antônio.

Monasterio de São Bento

Las obras de la Iglesia de Nossa Senhora de Montserrat y del Monasterio de São Bento fueron iniciadas en 1617, extendiéndose hasta 1669. Entre tanto, un siglo después, muchas reformas todavía fueron realizadas con el objetivo de ampliar y restaurar sus instalaciones.

Hoy- considerado Monumento Mundial por la Unesco - el Monasterio impresiona por los contrastes de estilo austero de su fachada, con frontón triangular y el intricado trabajo de talla dorada del interior de su iglesia.

Los trabajos de pintura, las obras de arte, la concepción de las capillas, el techo de la nave - remanecientes del siglo XVIII - y el coro de canto gregoriano hacen con que el Monasterio de São Bento encante a todos aquellos que lo visitan.

Museo de Arte Moderna
Inaugurado en 1958, el Museo de Arte Moderna (MAM) tiene localización privilegiada y mucha historia para contar. Abriga un acervo de cuatro mil obras. Exhibe rotativamente la colección de Gilberto Chateaubriand - con cuadros de Anita Malfatti, Tarsila do Amaral, Lasar Segall, Di Cavalcanti y Portinari. Los jardines proyectados por Burle Marx pasaron por una restauración en 2004. Tiene también cinemateca, biblioteca y librería.

Museo Histórico Nacional
El conjunto arquitectónico se convirtió en museo en 1922, en el Gobierno de Epitácio Pessoa, y posee un acervo de valor inestimable con 275 mil piezas, entre cuadros, armas, carruajes, muebles y raridades – como la pluma usada por la Princesa Isabel para la firma de la Ley Áurea, que abolió la esclavitud en Brasil. El Museo ocupa un área de 18 mil m² y está instalado en tres edificios distintos, construidos en diferentes épocas: la Casa del Tren, de 1762; el Arsenal Real, de 1822; y el Anexo para los cuarteles, de 1835.

Museo Internacional de Arte Naïf
El arte Naïf – que significa ingenuo, en francés – es hecho por autodidactas, sin formación técnica. Hay obras de 520 artistas nacionales y extranjeros con predominancia de los colores vivos y trazos irregulares. Es considerado uno de los mayores acervos del género en el mundo.

Museo Nacional de Bellas Artes
Abriga raridades de artistas como Victor Meirelles, Rodolfo Amoedo, Pedro Américo, Almeida Jr. y Eliseu Vasconcelos – obras que componen la mayor colección de arte brasileña del siglo XIX. La institución conserva también un valioso conjunto de pinturas extranjeras, que incluye telas del barroco italiano, paisajes del holandés Frans Post y cuadros del francés Eugène Boudin. Las salas están divididas por temas y siempre hay excelentes muestras temporarias en el espacio.

Palacio del Catete – Museo de la República

Abrigo del Museo de la República y sede del poder republicano entre los años de 1897 y 1960, el Palacio del Catete tiene arquitectura neoclásica, con fachada revestida de granito y mármol rosa y portales encuadrados por mármol blanco. Por allí pasaron 18 Presidentes de la República y ocurrieron algunos de los más importantes acontecimientos de toda la historia del país - como las decisiones de participación de Brasil en dos grandes guerras mundiales y el suicidio del Presidente Getúlio Vargas. Transformado en museo después de la mudanza de la Capital Federal para Brasília, el local ofrece una intensa agenda cultural y cuenta también con librería, bar, restaurante, comercio de variedades y un bello jardín.

Quinta da Boa Vista
El parque es parte del Solar da Boa Vista, residencia real y de los emperadores de Brasil de 1822 a 1889 - cuando fue proclamada la República. Posee un área de 155 mil metros cuadrados con jardines planeados en 1869 por el proyecto del paisajista francés Auguste Glaziou. Al entrar por los portones laterales, el visitante recorre la Alameda de las Sapucaias y el trazado romántico, que todavía tiene con lagos, grutas y lugares apaciguados en sus jardines imperiales. Los amplios jardines abrigan el Museo Nacional y el Zoológico de la ciudad, además de playgrounds, canchas de deportes, locales para picnic y restaurantes. Hay paseos guiados y clases de jardinaje gratis los fines de semana.

Sítio Roberto Burle Marx
En una área verde con 3.600 m², uno de los más importantes paisajistas de nuestro tiempo, Roberto Burle Marx, dejó un legado de valor inestimable no solo para la ciudad y el pueblo carioca sino también para todos aquellos que aman y luchan por la preservación de la naturaleza. Su Sítio, localizado en Guaratiba, reúne más de 3.500 especies de plantas nacionales y extranjeras - muchas en vías de extinción –, que, sumadas a un fabuloso acervo de obras de arte, una biblioteca con más de 2.500 libros y diversas actividades culturales, acabaron transformando el local en local de visita obligatorio para niños, adultos y estudiosos de las más diversas partes del mundo. En el año 2000, fue registrado por el Instituto del Patrimonio Histórico (IPHAN).

Theatro Municipal
En plena Cinelândia, próximo a la Biblioteca Nacional, al Museo Nacional de Bellas Artes y al Palacio Pedro Ernesto, el Theatro Municipal llama la atención no solo por su concepción arquitectónica así como también por la imponencia de su fachada y la belleza de su interior. Los materiales nobles empleados en su construcción hacen de este teatro - con capacidad para 2.200 personas -, un verdadero templo de cultura.

PLAYAS


Ipanema

Es, sin duda, un famoso punto de encuentro de Río de Janeiro y una de las playas más renombradas de la ciudad. Tiene canchas de fútbol y voleibol, equipamientos de gimnasia y, en cada puesto de salvavidas, hay sanitarios y duchas para los bañistas que quieren sacarse la sal del cuerpo. Es escenario de acontecimientos como el Campeonato Mundial de Voleibol de Playa.

Copacabana

Repleta de bares, es mucho buscada para beber una cerveza en el fin de tarde. La ancha faja de arena se extiende de la Avenida Princesa Isabel hasta el fuerte de Copacabana. Es en Copacabana que ocurre una de las más famosas fiestas de Reveillon del país, con espectáculos pirotécnicos y shows musicales gratuitos.

Leblon

Playa tranquila, con buena estructura para práctica de deportes y una pista para bicicletas. Tiene 1,3 km de extensión y esta separada de Ipanema por el Jardín de Alá – canal que une la Lagoa Rodrigo de Freitas al mar.

Prainha
Playa pequeña con olas fuertes, es una de las preferidas para la práctica del surf. Los morros a su alrededor todavía están cubiertos por la rica Floresta Atlántica.

Grumari
Área de preservación ambienta, con rocas y con mar muy fuerte. El extremo izquierdo de Grumari es conocido como Abricó.

Arpoador
Queda entre el Fuerte de Copacabana y la calle Francisco Otaviano con la Avenida Vieira Souto. Es famosa por la piedra que invade el mar separando la Playa de Copacabana y del Diabo, de las playas de Ipanema y de Leblon. De allí encima se puede tener una de las vistas más bonitas de Río de Janeiro, con el morro Dois Irmãos al fondo. Es muy buscada por los practicantes de surf.

Do Pepino
Con olas fuertes, la Playa do Pepino es local de aterrizaje de las Alas Delta que despegan de la Pedra da Gávea.

Barra da Guaratiba
Urbanizada, va del trecho del litoral próximo a la Restinga da Marambaia. De allí salen sendas que llevan a playas desiertas, como las del Inferno, Perigoso y del Meio.

Da Barra da Tijuca
Larga y urbanizada, tiene olas fuertes con algunos trechos peligrosos y no aconsejables para baños. Muy buscada para la práctica del surf.

Do Pepe
Trecho de playa de la Barra da Tijuca frente a la calle Noel Nutels, muy frecuentada por los jóvenes. El nombre presta homenaje al campeón de vuelo libre Pedro Paulo Carneiro Lopes, Pepê – muerto en un accidente en 1991.

De Botafogo

Playa urbana, aunque muy contaminada. Proporciona linda vista del Corcovado y del Pão de Açúcar.

Do Flamengo

Tiene mar calmo, pero también con aguas contaminadas. El paisaje incluye barcos de la Marina de la Glória.

 

 

 

Email: ventas@centrosturisticos.cl
Movil: 982909269