Sitio Exclusivo de Centros Turísticos
 
Centros turísticos - Centro turístico  
   
Publicidad
 

Salvador Bahía, Brasil

Salvador de Bahía , fundada como São Salvador da Bahia de Todos os Santos es la capital del estado de Bahía y primera capital del Brasil Colonial. La ciudad es una metrópoli nacional con casi tres millones de habitantes, siendo la ciudad más poblada del Noreste de Brasil y la tercera más poblada de dicho país. La ciudad de Salvador era antiguamente llamada Bahía, inclusive por los habitantes del propio estado. También recibió algunos apodos como Capital de la Alegría debido a los enormes festejos populares.

Es conocida por la gran influencia cultural africana. La mayor parte de la población proviene de ese continente. Es el centro del Yoruba Candomblé y del baile marcial capoeira, y posee más de 350 iglesias, por lo que se le conoce como la "Roma negra". Más allá de la religión, la influencia africana se extiende a la comida, música (desde el afoxé espiritual, hasta el más popular axé y samba.

La gente de Salvador de Bahía es alegre, creativa, relajada y heredera de un rico folklore y de relevantes manifiestos culturales. Salvador es una ciudad que destaca por su música, gastronomía, religión y artes marciales; además de ser la cuna de numerosos y renombrados artistas con profundo destaque a nivel internacional.

Centro histórico, Pelourinho

El pelourinho está ubicado dentro del centro histórico de Salvador de Bahía, bajo el resguardo de la UNESCO. De esta forma, Salvador puede ser miembro de la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial.

La palabra Pelourinho se refiere, en el amplio sentido de la palabra, a una columna de piedra localizada normalmente al centro de una plaza, donde eran expuestos y castigados los criminales y esclavos mediante azotes durante el periodo de la colonia. Posteriormente, y una vez que la esclavitud fue abolida en Brasil, esta parte de la ciudad comenzó a atraer artistas de todos los géneros: cine, música, pintura, etc., conviertiendo al "Pelourinho" en un centro cultural, lugar repleto de construcciones coloniales pintadas de diferentes colores.

La ciudad de Salvador representa un bello ejemplo del urbanismo del siglo XVI con la sede gubernamental en la ciudad alta y el centro comercial urbano en la ciudad baja. A su vez una gran parte de la ciudad ha conservado las viejas características de sus calles y sus coloridas casas.

El desarrollo y el estatus de Salvador durante la época colonial (como capital de la colonia durante 250 años) está reflejada en la magnificencia de sus palacios, iglesias y conventos coloniales, la mayoría de los siglos XVII y XVIII. Estos incluyen:

  • La Catedral de Salvador: Antigua iglesia jesuita de la ciudad, fue construida en la segunda mitad del siglo XVII. Es un bello ejemplo de la arquitectura y la decoración mannerista.
  • La Iglesia y el Convento de San Francisco: Convento e iglesia franciscana datada de la primera mitad del siglo XVIII. La decoración barroca de su iglesia está entre la mas bellas de Brasil.
  • La Iglesia de Nuestro señor de Bonfim: Iglesia estilo rococó con decoración interior neoclásica. La imagen de Nuestro Señor de Bonfim es la mas venerada de Brasil. La Fiesta de Nuestro Señor de Bonfim ( Festa de Nosso Senhor do Bonfim ) es la mas importante de la ciudad tras el Carnaval.
  • El Mercado Modelo: En 1861, en la Plaza Cayrú,fue construida el Edificio de Aduanas, con una rotunda (gran habitación con un domo en la parte superior) en la parte fina, la construcción de un edificio de Aduanas, con una rotonda (gran sala circular con una cúpula techo) en la parte final, donde los buques anclaban a dejar su mercancía. En 1971 el mercadó comenzó a opererar en este efigicio, y treinta años después, sugrió un imperio en la parte ingerior, que se sometió a una fergorma. Hoy existen 200 stands con una variedad de piezas de arte y artesanías hechas en Bahía, dos restaurantes, y varios bares que sirven bebidas típicas y aperitivos.
  • El Elevador Lacerda: Inaugurado en 1873, este elevador fue diseñado y construido por el hombre de negocios Antônio Francisco de Lacerda. Los cuatro elevadores conectan una distancia de 72 metros entre la Plaza Thomé de Souza en la ciudad alta, y la Plaza Cayrú en la parte baja. En cada recorrido, que tarda 22 segundos, el elevador trasporta 128 personas, funcionando las 24 horas del día.

Playas

Salvador tiene numerosas playas a lo largo de la costa Atlántica, y la costa de la Bahía de Todos los Santos. Las principales playas urbanas son Itapuan, Pituba, Artistas, y Porto da Barra. Las playas de la ciudad atraen tanto a los habitantes locales como a turistas, principalmente debido a la agradable temperatura del agua. Algunas son calmas, ideales para la natación, la vela, el buceo y la pesca submarina, otras como las de mar abierto con fuertes olas, buscadas por los surfistas. También hay playas rodeadas de arrecifes que forman piscinas naturales de piedra, ideales para los niños. Casi todas las playas cuentan con restaurantes típicos situados sobre la arena (chiringuitos), donde se prepara marisco y diversas bebidas, en especial la cerveza servida muy fría. Además, en las playas se pueden encontrar puestos de "bahianas", donde se puede comer el acarajé, un buñuelo de frijol, frito en aceite de palma - comida típica afro-brasileña.

Clima

Salvador tiene un clima tropical cálido, con un nivel de humedad relativamente alto durante el año. Sin embargo, la ciudad no sufre temperaturas extremas debido a la proximidad del océano y los vientos que soplan desde él. Marzo es el mes más caluroso, con máximas de 30º C y mínimas de 24º C. Julio experimenta las temperaturas más suaves, con máximas de 26º C y mínimas de 19º C. La forma triangular de la ciudad garantiza unas condiciones de sol privilegiadas (con un promedio de 2.220 horas de exposición al sol anuales), mientras que una suave brisa sopla constantemente. A diferencia de los terrenos del interior, las precipitaciones en Salvador son bastante abundantes, son más copiosas en mayo.

Turismo

Salvador es uno de los destino turísticos más importantes de Brasil. El interés turístico de la ciudad se basa en la belleza de su conjunto arquitectónico, y en la particularidad de la cultura local (música, gastronomía, y religión).

La línea costera de Salvador es una de las más largas para las ciudades de Brasil. Existen 50 km de playas distrbuidas entre la Ciudad Alta y Baja, desde Inema, en el suburbio del ferrocarril, hasta la Playa del Flamenco, al otro lado de la ciudad. Mientras las playas de la Ciudad Baja están rodeadas por las aguas de la Bahía de Todos los Santos (la bahía más extensa de Brasil), las de la Ciudad Alta, desde el Faro de la Barra (en portugués Farol da Barra) hasta Flamenco, lo están por el Océano Atlántico. La excepción es Porto da Barra, la única playa de la Ciudad Alta localizada en la bahía antes mencionada. Los grandes hoteles tienden a localizarse a lo largo de la Orla (orilla atlántica). Como también existen hoteles más pequeños en Barra y Porto da Barra, otros (por lo general menos costosos), se dispersan a lo largo de la vía principal de la Avenida Siete de Septiembre (en portugués Avenida Sete de Setembro ) y otros también del Centro histórico .

Poseen un papel también las posadas, en Barra, el Pelourinho y San Antonio, y hoteles, albergues, cuya gran mayoría se encuentra en el Pelourinho , muchas de la posadas en Barra son hoteles también .

El turista que elige Salvador como destino puede ir a la playa por la mañana, dar un paseo por el casco histórico por la tarde, cenar en uno de los numerosos restaurantes de alta calidad de la ciudad, e ir a bailar por la noche en los ensayos de los diferentes "blocos" de carnaval (grupos de música locales), o al son de otros estilos musicales presentes en la ciudad. Otras opciones de ocio son los teatros, como el Teatro Castro Alves, el Teatro Jorge Amado, o el Vila Velha. Una bonita opción para el atardecer es ir al "Farol da Barra" para contemplar la maravillosa puesta de sol sobre la Bahía de Todos los Santos.

El Mercado Modelo es el punto elegido por la mayoría de los turistas para comprar recuerdos de Bahía. En el subsuelo - que actualmente está abierto al público - se almacenaban los esclavos provenientes de África, a la espera de ser subastados. Dicho subsuelo está actualmente provisto de rampas y pasarelas, para que los turistas puedan visitarlo incluso con la marea alta - momento en el cual el subsuelo se llena de agua. Los arcos de ladrillos sirven de estructura para el mercado modelo, y se reflejan de forma armoniosa sobre el agua.

Las agencias de viajes de Chile y el mundo, destacan que Salvador de Bahía es un destino que muestra la raiz de la cultura de Brasil.

Puntos de interés

Entre los puntos turísticos más conocidos de la ciudad de Salvador de Bahía están:

  • Mercado Modelo: una de las zonas comerciales más antiguas y tradicionales de Salvador, alberga doscientos sesenta y tres locales comerciales que oferecen una gran variedad de artesanías, regalos y recuerdos de Bahía.
  • Elevador Lacerda: uno de los principales puntos turísticos e insignia de la ciudad, conecta la Ciudad Baja con la Ciudad Alta.
  • Pelourinho .
  • Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim : construida en un estilo neoclásico con su fachada en rococó.
  • Faro de la Barra: Se localiza en la antigua punta del Padrão , sobre el litoral de la capital bahiana.
  • Parque Metropolitano de la Laguna y Dunas de Abaeté: Mantenido bajo protección ambiental, cuenta con una de las lagunas más famosas de Brasil: La laguna de Abaeté.
  • Punta de Humaitá: Es uno de los lugares más visitados de la Ciudad Baja, cuenta con bellezas naturales.
  • Farol de Itapuã: Construido en el siglo XIX, está enclavado en un pedregal, en la playa de Itapuá.
  • Alto de Ondina: En este lugar se encuentra el Parque Zoológico.
  • Marina de la Peña.
  • Solar de Unhão: Un ingenio azucarero, construido en el siglo XVII, alberga actualmente al Museo de Arte Modernoa de Bahía.
  • Dique de Tororó: Laguna artificial, localizada en el barrio de Tororó.
  • Parque de la Ciudad: Cuenta con cerca de 720 mil m² de áreas verdes. Es un lugar de preservación de la mata atlántica, preserva la vegetación costera de Brasil.
  • Parque Metropolitano de Pituazú: Parte de este paque está cubierto por mata atlántica, siendo está la mayor área verde de Salvador.
  • Fuerte de San Marcelo: Erguido sobre un pequeño banco de arrecifes ubicado aproximadamente a 300 metros de la costa, se destaca por encontrarse bajo el agua.
  • Parque de San Bartolomé: Clasificada como Área de preservación ambiental, cuenta con una extensa reserva de mata atlántica.
  • Jardín Botánico .
  • Mercado de San Joaquín .
  • Estádio Octávio Mangabeira (Fonte Nova): Principal estadio de fútbol soccer de la ciudad.

Itaparica, la isla inolvidable

La isla de Itaparica es un lugar inolvidable, es una de las más bellas islas de Brasil, donde la naturaleza florece en forma exótica y natural. La playa de Itaparica es de arena blanca y fina y está protegida por una barrera de corales, ofrece una espectacular vista hacia la ciudad de Salvador, que reluce maravillosamente durante la noche.

La isla Itaparica merece una prolongada visita por tierra. Esta isla, de 246 m2 de extensión (28.000 residentes permanentes), está formada por dos zonas principales: Itaparica, al norte,y Barra Grande, al sur . Dada su posición geográfica, la región de Itaparica y, en particular, su ciudad del mismo nombre, posee construcciones militares tales como el fuerte de San Lourenço, construido por los holandeses en el siglo XVII, y que jugó un importante papel en la lucha de Bahia por su independencia, el año 1823. Otro punto de interés en la ciudad es la fuente de agua mineral “Fonte da Bica ”, la que proporciona 46.224 litros de agua cada 24 horas. Esta agua, que muchos habitantes vienen a buscar para el consumo, está reconocida por sus virtudes medicinales.

En Balacú, los jesuitas construyeron hacia el año 1547, una de las primeras iglesias del Brasil. Actualmente está en ruinas, estando prácticamente sostenida por un gaméleira, que es un árbol sagrado en el candombe (religión animista). Es un extraño monumento, lleno de misterios, que bien merece una visita. En la costa oeste de la isla descubrimos los pueblos de pescadores con sus casas hechas de tierra y paja, mientras que las playas de la costa este suelen estar bastante animadas los fines de semana, siendo las más bellas aquellas que se encuentran al sur en la región de Cacha Pregos.

Al circundar la isla se pasa por el canal que la separa del continente. Esta región, llamada “Costa del Oeste”, permite descubrir las islas de Saraiba, Mandaratiba, que posee una fuente de agua dulce, y Cacha Pregos , que es el extremo de Itaparica famosa por sus playas. A partir de este lugar puede remontarse el río Jagauripe y, más al interior, el río Da Dona. En este último río, que se recomienda navegar alquilando una embarcación local, circunda la isla de Carapeba y sus manglares. En esta región, conocida como el santuario ecológico de la costa oeste , podemos encontrar numerosas especies de cangrejos, arañas, pájaros, monos y otros representantes de la fauna local.

A dos millas al norte de Itaparica hay la isla Do Medo (la isla del miedo) que se ha convertido en reserva ecológica, e la que abunda una gran variedad de árboles, sobre todo manglares, algunos de los cuales son centenarios. Los vestigios de la isla nos recuerdan que estuvo habitada en otra época. Se citan varias hipótesis y leyendas, una de las más plausibles es que hubo una colonia de leprosos y de enfermos del cólera que afligió Bahia el año 1855.
 

 

 

Email: ventas@centrosturisticos.cl
Movil: 982909269